miércoles, 16 de diciembre de 2009

Sobre testimonios, testirollos y tristemonios


Algunas cosas simplemente hay que decirlas, pero más allá de la máxima de “la forma del contenido”, o como dices las cosas, hay un escalón más alto y de igual importancia que bien podríamos sintetizar en una frase útil como esta: “el para qué del contenido”. Nuestras palabras son importantes, el poder de la vida y la muerte está en nuestra lengua, de tal forma que conviene ser prudente en el uso de tal instrumento. De ahí que no se haya equivocado el sabio árabe que dijo: “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas”. En verdad tiene razón. Sin embargo, esta pequeña frase llena de verdad pudiera ser un pretexto para el hijo de Dios guarde silencio ante la realidad y que desea llevar una vida cómoda con el mundo, apartado de los problemas de la sociedad. Pero por otra parte hay un Señor al que pertenecemos que nos exhorta a levantar la voz por el oprimido y buscar justicia. Estas aparentes tensiones vuelven deliciosa la convivencia con el Creador y la comunidad.


A razón de nuestras palabras y el contacto con la Palabra se quedó en mi mente algunas preguntas e ideas que me han acompañado por algunas semanas. En una ocasión en la célula de estudio bíblico de la universidad estudiamos la carta pastoral de 1 Timoteo y fue un buen tiempo a tal grado de que aún hoy esa palabra sigue trabajando en mí.


1 Timoteo 1:12-17


12Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor, que me ha fortalecido, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio;

13aun habiendo sido yo antes blasfemo, perseguidor y agresor. Sin embargo, se me mostró misericordia porque lo hice por ignorancia en mi incredulidad.

14Pero la gracia de nuestro Señor fue más que abundante, con la fe y el amor que se hallan en Cristo Jesús.

15Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, entre los cuales yo soy el primero.

16Sin embargo, por esto hallé misericordia, para que en mí, como el primero, Jesucristo demostrara toda su paciencia como un ejemplo para los que habrían de creer en Él para vida eterna.

17Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, a Él sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.


Pablo escribe a su amado hijo en la fe con el fin de darle aliento en su labor dentro de la comunidad de Éfeso, “te escribo para que sepas cómo debe conducirse uno en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y sostén de la verdad.” (1Tim. 3:15).


El primer capítulo parece dividido en cuatro secciones, el saludo, después continúa una advertencia contra una doctrina falsa, un testimonio de Pablo y finaliza con algunas instrucciones para Timoteo.


En la segunda sección encontramos lo que nosotros bien podríamos denominar “un testimonio” de la obra que Cristo hizo en la vida de Pablo. En este punto es donde me quiero detener. Porque al leer esta carta la Palabra nos confrontó a todos en este acto piadoso de los cristianos, contar nuestro testimonio. Vaya, ¿quién es un testigo? Si nosotros damos testimonio de algo qué tenemos que decir, para qué… Continuemos y veamos como Pablo lo resuelve.


Pablo inicia de forma personal dando gracias a Cristo Jesús que le fortaleció, tomándolo por fiel y poniéndolo en el ministerio. Después el apóstol describe la condición en la que estaba cuando se encontró con el Señor: “siendo yo blasfemo, perseguidor y agresor; pero Dios tuvo misericordia de mí porque yo era un incrédulo y actuaba con ignorancia”.


Pablo expone sus credenciales que lo acusaban y eran acusaciones serias que lo ponían en problemas con Dios, en primer lugar: blasfemo, ¿Pero cómo blasfemaba Pablo siendo fariseo?; por el resto de las acusaciones: perseguidor y agresor, entiendo que se refiere a su actuar contra la comunidad de cristianos. Sin embargo, vemos la intervención de Dios “se me mostró misericordia”. ¿Cómo es posible que la misericordia sea suficiente para cubrir semejantes acusaciones? Encontré que la palabra en griego para “misericordia”, en esta parte es éleéthén, lo cual bien pudiera traducirse como “Fui objeto de compasión”; por otra parte vemos que también se tradujo como misericordia la palabra Éléos, que a su vez es la traducción al griego de la palabra hebrea hésèd que se puede traducir como amor. ¿Pero por qué Pablo dice que Dios le mostró misericordia y no gracia? Según el comentario de John MacArthur, “La misericordia difiere de la gracia en la que la gracia quita la culpa, mientras la misericordia quita la miseria que causa el pecado. Pablo recibió, junto con la gracia salvadora, el inmerecido alivio de la miseria”. [1]


De esa forma el apóstol inicia el relato a Timoteo de cómo la obra redentora de Jesús lo encontró, “entre los cuales [pecadores] yo soy el primero”. Al final de esta sección Pablo termina con una doxología, una palabra de gloria, alabanza y bendición: “Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, a Él sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Leamos esto como resultado de un corazón que se sabe pecador pero que ha recibido de parte de Cristo el amor, gracia y misericordia. Lo que vemos aquí es el resultado del testimonio personal de Pablo, a una vida culpable y la intervención inmerecida, gloriosa y misericordiosa de Dios el apóstol solamente puede dar gloria a Dios.

¿Pero por qué Pablo incluye su testimonio? ¿De qué forma piensa él que podrá ser de provecho y aliento a su amado hijo Timoteo? Si lo leemos en su contexto, la sección anterior era un exhorto contra las falsas doctrinas, de tal forma que está poniendo énfasis en la verdad del evangelio, en la centralidad de Jesucristo, en su acción redentora, en su gracia, amor, y misericordia; por lo tanto ése mismo Jesús sigue dispuesto a dar gracia, amor y misericordia para el pecador más ruin que sinceramente se acerque a él. Para finalizar, Pablo deja de manifiesto que cualquier testimonio de la obra de Cristo en su vida está centralizado en la acción redentora de Jesús, para quien es toda la gloria.


Ahora, en muchas de nuestras congregaciones o reuniones acostumbramos a “dar nuestro testimonio” a la comunidad [Algunas cosas simplemente hay que decirlas, pero más allá de la máxima de “la forma del contenido”, o como dices las cosas, hay un escalón más alto y de igual importancia que bien podríamos sintetizar en una frase útil como esta: “el para qué del contenido”], pero ¿Por qué lo hacemos? ¿Cuál es la verdadera intención en nuestro corazón al hacerlo? ¿Qué decimos, de qué damos testimonio? ¿Lo hemos vuelto la oportunidad para demostrar ante la comunidad lo pecadores que fuimos y lo santo que ahora somos? ¿Hablamos más sobre lo que era y agregamos el “pero ahora yo”, “por eso ahora yo”, “desde entonces yo”, “ahora hago”, “ahora digo”? ¿Utilizamos ese tiempo para demostrar la espiritualidad en nuestra vida? ¿Nuestro testimonio es de aliento?


Vimos que Pablo centró su testimonio en la persona de Jesús y su obra en su vida y no al revés, “yo en la obra de Jesús”; asimismo finalizó diciendo: “por tanto”, es decir, por todo lo anterior, “al”, es decir, a una persona: “el Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios”; “sea”, o en otras palabras, de Él sea todo el crédito de la obra: “Él sea honor y gloria por los siglos de los siglos.”; y termina exclamando: “Amén.”, que quiere decir así sea.


Pensemos en unos momentos en aquellas veces que escuchamos “testimonios” que fueron más una oda a los pecados del “testigo” y que centra el tiempo en lo que era, minimizando la acción de Jesús; o en otros donde el “testimonio” se convirtió en una exposición de la espiritualidad del autor: “ahora yo hago, ya no soy así, ahora soy…” y el “yo” deja de lado a Jesús. ¿De qué manera nos convertimos en testigos experimentadores de la gracia, amor y misericordia de Jesús, de tal manera que nuestra vida conduzca a otros a reconocer la obra salvadora de Dios en Jesús? ¿Cómo nos convertimos en señales que apunten a Jesús? Por lo tanto, si hemos de hablar, seamos conscientes de que damos testimonio de Jesús y su obra y no de nosotros; así, centraremos la atención en Cristo -de quien damos testimonio, en su gracia, amor y misericordiosa para todo el pecador, por lo que damos gloria a Dios.


Algunas cosas simplemente hay que decirlas, no las podemos callar, pero más allá de buscar la “forma correcta de hacerlo” -la máxima de “la forma del contenido”- pensemos en el para qué de lo que digo. Si habremos de dar testimonio que sea de Jesús y su obra en nosotros para que anime a la comunidad a seguir compartiéndole y a los que no lo conocen a buscarle, pero sobre todo, que al hacerlo no tengamos otra opción que dar gloria a su nombre al recordar su obra en nosotros. Así sea.

jueves, 1 de octubre de 2009

Entre hombres…

De algo estoy seguro, nunca dejaré de encontrar mujeres atractivas en mi camino. Indudablemente están por doquier, me asaltan cuando menos lo espero, y a menos que tenga una postura clara y definida ante tal situación , seguiré en el mismo ciclo de ver-codiciar. Hay definitivamente varias cosas que me molestan de este asunto.

La primera es que ofendo a Dios con estas acciones. Mi relación con Él se ve afectada y se hace distante, como alguien que se siente traicionado me deja sentir su ausencia. 

Me molesta que mi percepción se nubla al  ver a estas hermosas mujeres como objetos y no como personas, donde lo que importa son mis necesidades.

Tercero y no menos importante es pensar en mi hermana y mi mamá, ¿acaso me gustaría que alguien mas las tratara así? Por supuesto que no.  ¿Por que soy tan imparcial? La codicia es un escalón en la escalinata de la perversión y de las violaciones e infinidad de abusos contra las mujeres. Me da tristeza  lo que estas personas pueden llegar a cometer. También me doy tristeza cuando actuó de esta manera.

Creo que puedo vivir mejor en libertad, tomando la decisión de no voltear, digo no es posible dejar de ver, pero si de mirar. Pero lo mejor de todo es la comunión con Dios, una comunión que a medida que camino con El se vuelve mas estrecha.

Gran parte del conflicto de esta tentación es la percepción de que evitar mirar a una mujer  va contra la naturaleza de los hombres. Si eres hombre, se supone que debes hacerlo. ¿O qué , no eres hombre? Es algo que usual e inconscientemente pensamos los varones.

¿Quien define la masculinidad? ¿Como definimos quien es hombre? Varias respuesta vienen a la mente; la sociedad, la familia, la religión…

Un amigo me dijo esto una vez:

“Jesús es tu  modelo de Hombre” 

Es mi deseo ferviente ser como El, y aunque mi cuerpo me lo pida , y los químicos se revuelvan en mi para hacer lo que no quiero (aquí entiendo muy bien al apóstol Pablo) , quiero ser tajante como José el soñador y darle la espalda a la inmoralidad y aquello que me aleje de una perfecta comunión con mi Salvador.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Auténtico

Ser auténtico esta implícito en todo cuanto hacemos. No en las actividades mismas sino en lo que nos motiva a hacerlas.

La Escritura nos alienta en este sentido:

“Y todo lo que hagáis,  hacedlo de corazón,  como para el Señor y no para los hombres,    sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia,  porque a Cristo el Señor servís .Colosenses 3:23-24”

Cuando leo este pasaje, me sabe a autenticidad. Pero,  ¿que es ser autentico? La real academia lo define como: fiel a sus orígenes y convicciones.

Ser autentico es ser congruente con tus convicciones. 

Sin convicciones no puedes ser auténtico; aunque cada persona en este mundo es diferente , ser autentico te hace distinto . Si la gente que te rodea no tiene convicciones o están torcidas, ¿serás fiel a tus convicciones a pesar de la presión que ejercen sobre ti?

Hacer todo de corazón para Dios , es la marca de la autenticidad. Pues si no tengo reconocimiento de los que me rodean, o si encuentro  desaprobación de su parte,  puedo seguir motivado y perseverar.

Alguien que desea ser autentico puede sufrir el no ser aceptado. Aun por aquellos que pertenecen a tu circulo social. 

Una buena amiga  compartió conmigo un ensayo  y una frase que me dejó pensando, “las decisiones mas importantes de tu vida las tomaras en soledad”, es cierto!!!, darnos cuenta de esto,  es saber que no todos comparten tus convicciones y seguramente cuando eres llamado de Dios , encontraras este lugar de soledad y decisión. Tomar la decisión de ser autentico no es sencilla , pero seguro debes saber que hay una gran recompensa, no solo por la satisfacción de ser distinto, o no ser de la bola.

“…sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia,  porque a Cristo el Señor servís” 

A veces pienso en mis propias motivaciones. ¿Cual es mi motivación para servir a Dios? ¿Hacerme un nombre? ¿Un gran misionero? ¿un gran constructor? ¿un gran …?

Vemos grandes hombres en la historia secular y en la Biblia,  que fueron auténticos. Su mensaje no fue siempre popular, y tuvieron que remar contra corriente. Cuando hay una fuerte convicción de lo que haces; puedes incluso perder la vida en ello. Tal vez ni siquiera veas el resultado de tu esfuerzo,  pero si eres creyente y siervo de Jesús, y tu vida esta consagrada a El, ten por seguro que vale la pena.

No somos llamados a alcanzar el éxito, no todos, pero a ser fieles, que nuestro corazón y anhelo estén puestos en  la gloria de Dios.

Cuando estamos en esta perspectiva , podremos hacer mas de lo que en nuestro afán común por engrandecernos haríamos.

Conozco a pocas personas que han marcado mi vida por su amor, ejemplo, apoyo, y por ser auténticos. A ellos les dedico parte de este ensayo, sin obviar al más importante Jesucristo.

Jesús es nuestro mayor ejemplo de autenticidad. Para mí es mi mayor reto en la vida ser como El. Y en eso estoy caminando buscando seguir sus pasos. Un hombre que sabia depender de Dios. No busco para nada el reconocimiento de los demás. Como hombre al despojarse de su gloria , vivió por fe, su esperanza siempre estuvo en Dios ; no uso de su autoridad en beneficio propio o para demostrar que era Dios, aunque fue tentado por el diablo a hacerlo(Mateo 4:2-6)

Jesús en su caminar en la tierra fue completamente auténtico. No estuvo dispuesto a comprometer la verdad, a pesar de la presión de los líderes religiosos. En Juan 5:41  Jesús responde a los judios “no recibo gloria de los hombres”. 

En este momento crítico , cuando estas dispuesto a servir a Dios , es cuando el diablo susurra miedo, duda, incredulidad; es cuando está listo para atacar y tentarte a dudar quien eres y el llamado de Dios a tu vida.

Por cierto , ¿De donde nos llama Dios? a la mayoría nos llama del anonimato. Nos incluye en su proyecto de transformación , y nos invita a que soñemos en su gloria no en la nuestra.

No estoy diciendo que Dios  nos llama a cosas sin trascendencia, solo que el toma la iniciativa para ello. Moisés tenia planes para su vida pero no fue hasta que vivió en el anonimato que fue llamado por Dios.

Eliseo era un agricultor cuando Dios lo llamó a través de Elías. No vemos a Eliseo salir de la universidad, o tener sueños de grandeza, pero vemos el llamado  claro de Dios .

Creo que puedo morir, sin haber sido un gran ingeniero, o un gran misionero, o un gran lo que sea, pero no puedo morir sin haber sido verdadero a mis convicciones y a Dios; no puedo morir sin haber utilizado lo que el me ha dado para su Gloria, sin haber respondido a su llamado en mi vida, sin haber sido fiel  para aquello que me encomendó.

Sinceramente muchas veces he temido al anonimato, el no dejar huella, o que mi nombre no sea recordado, pero me doy cuenta que eso no es lo importante.

Como creyente me anima pensar que mi servicio a Dios, tiene trascendencia, se que al final de la carrera el me recompensará, y eso le da sentido a lo que hago hoy. Le da vida, independiente a quien vea mi trabajo, o si es reconocido , o si alguien lo nota.

Deseamos ser como esos grandes hombres y mujeres de fe, que sus vidas marcaron una gran diferencia pero algo es cierto de cada uno de ellos, fueron auténticos.  Es un precio alto que pagar , ¿valdrá la pena?

jueves, 17 de septiembre de 2009

El chuy decide compartirles algo hoy

Aunque sí hubo un tiempo en que escribía de manera muy seria y así uuy-que-hermético-el-muchacho, no es este el caso de lo que ahora escribo, y de lo cual me atrevo a compartir en este fino blog. He descubierto un género, bueno no es un genero per-sé (ay, si muy per-sé ha de ser), es un género como ningún otro... lo que hago es más bien escribir fuera del margen, escribir atrevidamente, vaya no para hacerla de revoltoso solamente, sino para divertirse y ver qué hay más allá de ese margen y jugar a la vez, es escribir sin acentos, sin poner el símbolo de interrogación cuando se empieza una pregunta (aunque escribir con mala ortografía es algo que por lo general se debería de evitar, y pues lo que yo estoy diciendo es en sentido figurado... hay que descubrir nuestra propia ortografía, nuestro propio estilo para comunicar). También es escribir para recrearse uno. Para curársela, vaya.

¿Saben? Quiero escribir para entretener, para pasarla bien, consideremos el ejemplo de Edgar (el de la famosísima Caída de Edgar) ¿qué tal si Edgar o más bien ese video escribiera? (aunque estoy seguro que si puede escribir Edgar, no es un analfabeta, quiero pensar eso... pero me refiero a que) que tal si desarrollara un estilo, yo pienso que tal vez sería algo como esto, o al menos su esencia desarrollaría esto... Algo chusco, pero a la vez uno aprende algo (Bueno, no aprendemos mucho de Edagar, pero vaya que nos divertimos). De esa manera yo espero que mientras en la lectura de esto, cuando escribo sobre gente que está cayendo en arroyos, espero que a los lectores les pase algo en su cabeza, algo especial... algo así como una reflexión que cruce por sus mentes, quizá no para meditar ahorita, pero sí después mientras que uno se está bañando (no en arroyos, sino en el baño... a menos de que seas Edgar).

Yo creo que eso se llama ser un individuo. Y eso es lo que quiero transmitir en este día, mis queridos lectores del blog, esta es la reflexión del día: sean las personas únicas que son, escriban lo que quieran, escriban con las patas, escriban sin acentos, usen puras mayúsculas... como ustedes quieran. Y mientras hacen su cochinero, tal vez podrán descubrir quienes son realmente (aunque no esperen a que los entiendan todos, por eso hay que meterle sus acentitos de vez en vez... de nuevo, lo de la ortografía es metafórico, pero sí hay que buscar hacer todo como un individuo, inventen palabras, qué sé yo, echenle cocol). ¿Qué tal eso para reflexionar? Te apuesto a que vas a estar pensando en eso mientras estés sobre la taza.
Piénsalo.
Hasta la próxima.

martes, 4 de agosto de 2009

Hay niños que son...

La piel de los niños
cambia de color:
en unos es nacar,
en otros es bronce;
en unos es ebano,
en otros es sol...
!Lo de afuera cambia,
lo de adentro no!

Unos comen gachas,
otros coliflor;
algunos helados,
algunos melon...
!Si sus gustos cambian,
su apetito no!

Hay niños que dicen "yes",
y niños que dicen"oui",
algunos dicen "ja",
y otros que dicen "si",
hay niños que dicen "peep",
y niños que dicen "bu"...
!Las palabras son distintas;
los niños, igual que tu!

Unos niños visten sueteres,
otros prefieren rebozos;
unos se cubren con pieles,
otros prefieren quimonos;
algunos andan felices
con un taparrabo solo...
!Aunque su vestido cambie,
el niño es igual que todos!

El hogar de muchos niños
es una casa comun,
de piedra sobre la calle;
otros viven en iglues,
otros en chozas muy viejas,
otros sobre agua azul...
!La habitacion es distinta;
los niños, igual que tu!

Cuantos niños en Finlandia,
y cuantos en el Japon;
cuantros viven en Irlanda,
y cuantos alrededor
a donde quiera que mire...
!Ah! de verdad no se yo
donde ver, sin ver mas niños...
!Los paises son distintos,
mas los niños, niños son!

Si se pudiera algun dia
a todos los niños reunir:
a bailar, a cantar, a reir...
!que hermoso todo seria!
cruzando tierras y mares
llegarian diligentes:
si por fuera diferentes,
por dentro, todos iguales.

-Jo Tenjford (Oslo Noruega)

jueves, 9 de julio de 2009

Demos

Hola a todos...

Estoy muy emocionada porque en estos momentos estoy comenzando a grabar algunos demos...

Esto de la musica es algo muy dificil y creo que a veces no lo se con exactitud. Es un camino de mucho trabajo para transitar y "triunfar".

Creo que hay que ser muy paciente y poner todas las fuerzas que tengas.
Y es asi cuando tienes un sueno. Cualquiera que este sea, siempre habra dificultades y facilidades...

Y desde hace un tiempo yo puse este sueno en las manos de Dios...le dije "usame, quiero ser instrumento tuyo y si quieres cumplelo"...poco despues, Dios de una manera misteriosa, hablo a mi vida y dio una respuesta.

No pasa ni un solo dia en que no piense en este sueno y en que no haga algo que se relacione con mi musica. Estoy muy emocionada porque veo el recorrido hasta llegar a donde estoy hoy y aunque veo que falta mucho por recorrer, veo tambien como Dios es fiel y poco a poco (a su tiempo) El va poniendo medios, personas, vivencias, ideas y todo lo necesario para que se cumpla su proposito en mi.


Sigo muy animada y estoy muy feliz por lo que Dios hizo, hace y hara en mi vida!!!
Lo estas tu?

miércoles, 1 de julio de 2009

un camino para el hombre

Luz y sombra.
Grave y agudo.
Grito y silencio.
un camino para el hombre.
Un viaje que aturde a la razón.
Aun después de 17 siglos oscuros. Descubrir la tumba de Alejandro, Podría parar el corazón de más de un arqueólogo.
Encontrar la musa de Neruda, podría ser un elixir de éxtasis continuos, que apresurarían la muerte.
Devorar la pintura poli angular de Siqueiros, en el sótano de don Torcuato, haría nacer a cualquier ignorante Sediento de sueños.
Ver descender la serpiente de Quetzalcóatl;
Cavar al ritmo del sol;
Inyectarse 20 jeringas de heroína al mismo tiempo;
Carcajearse de la tristeza en una plaza;
Ver lo que esconde en su morral el horizonte;
Seguirle la pista a Sherlock Holmes;
Deshebrar la historia estéril de México.
Tener una cita con sor Juana.
Cambiar el último aliento por un beso.
Eso es luz y sombra. No se puede estar en todo y a la vez en nada.
Un viaje que aturde la razón.
Mientras un bebe observa una cascada de luz, y extiende sus brazos para usarla como espada.
Yo estoy frente a la playa tratando de cambiar mi lugar con una piedra.
Una piedra que aun sin tener brazos se estira, para retener la espuma del mar.
Una piedra que aun sin conocer de sentimientos, es acariciada por las lágrimas del sol.
luz y sombra se resbala por sus innumerables rostros.
Y yo aquí en el viaje que aturde a la razón.
En el viaje donde mis pies ya no caben en la tierra.
Donde los boletos “hacia donde sea” no existen.
Aunque brinquemos de sueño en sueño, de reflexión en reflexión.
luz y sombra.
Tiempo y silencio. Un solo camino para el hombre.

sábado, 27 de junio de 2009

¿cómo quererlo?

¿Cómo querer al pecado? ¿Por qué no renunciar a él, cuando es este (con su disfraz de egoísmo, orgullo, odio, soberbia, venganza e indiferencia) el que mata, roba y destruye?
¿Por qué creer que Dios es temerario, irracional y malo al no dejarnos pecar por cuanto desaprueba conductas libertinas que no asumen responsabilidad ni rinden cuentas? Lo que Él hace es preservar la vida, nos llama a vivirla y libera de las cadenas que nos atan a nosotros mismos, que nos llevan a muerte segura, a más odio, mayor soberbia, sin alcanzar el perdón y la bondad de uno que es Padre, Madre y Creador al mismo tiempo.

...Y pensar que al huir de Él, huímos de aquél que da la vida y la conoce mejor, por cuanto es autor de ella. Porque la soberbia del que no reconoce su error y la injusticia del que paga por no esperar está hecho la misma sustancia del que nunca ayudó al prójimo mientras lloraba y que prefirió matar para no ensuciar su nombre.

No me preocupa que el término "pecado" nos moleste, podemos decirle como queramos, pero nunca podrá ser algo bueno, de beneficio o sin consecuencias nefastas. El pecado, el egoísmo, el errar al blanco de lo que es el propósito original para el cual hemos sido hechos siempre será molesto enfrentarlo.

martes, 23 de junio de 2009

Vivir por ti, Santo Remedio



Miles de páginas escritas hasta hoy,
En un relato donde ha sucedido todo.
Sin comprender como llegue hasta aqui,
Casi desvaneciendome en tus ojos.
Te miro y lo vuelvo a intentar.
Por mi, tu estas ahi.

Tiempo y distancia han quedado atras,
nuestro encuentro ha pintado el aire,
nada ni nadie lo pudo evitar,
solo esta el cielo en que cruzan los mares.

Te miro y lo vuelvo a intentar,
por mi tu estas ahi.
Si tu estas ahi,
vivir junto a ti,
es vivir otra vez,
mirar que no conquistare solo el horizonte,
caminar junto a ti es volar otra vez,
Saber que ha valido la pena vivir por ti,
Y lo vuelvo a intentar...

En mi silencio de esta noche tibia,
no puedo dejar de mirar tus ojos,
acercarme a tu oido y murmurar,
que estaremos juntos a pesar de todo.

martes, 16 de junio de 2009

Termómetros o Termostatos

Aqui dejo una reflexion que me enviaron y me gustooo... la comparto con ustedes.





Termómetros Y Termostatos

Romanos 12:21.

No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.



Los termómetros sirven para medir la temperatura. Dondequiera que los pongas no tardarán en realizar su función. Los termostatos son diferentes. Son dispositivos que se usan para variar la temperatura. Si hace frío, regulando el termostato el ambiente se calienta. Si hace calor, el termostato pone más frío.

Mucha gente es como los termómetros. Se sienten según como esté el ambiente. Si todos están animados, ellos lo están. Si los demás se quejan o son mediocres ellos asumen la misma posición. Dios nos exhorta a ser termostatos. Nos llama a que podamos cambiar el ambiente de forma positiva. Si el ambiente no está adecuado, los termostatos lo regularizan. Si solo hay tristeza ellos ponen alegría. Si hay desconsuelo, aportan esperanza. Si hay rencor y envidia en el ambiente ellos lo cambian por amor y estímulo.

Los jóvenes termómetros se dejan influenciar de tal manera por el ambiente que su manera de actuar, pensar y sentir depende solo de con quién están y donde estén.

Los termostatos toman la iniciativa. Empiezan por cosas simples como por ejemplo no esperar a que los saluden, ellos lo hacen primero. No dependen del ambiente para hacer lo correcto, simplemente lo hacen. Si sienten que el ambiente no es el correcto no se quejan ni se desaniman sino que toman acción para cambiarlo.

Muchas veces escuché a alguien decir: «Nadie me quiere». Siempre fueron termómetros los que decían esto. Los termostatos dan amor a los demás y por eso es que también lo reciben. Ayudan a otros cuando lo necesitan y por eso es que reciben ayuda cuando son ellos los que necesitan algún favor..



¿Soy termómetro o termostato?

¿Cómo puedo cambiar el ambiente a mi derredor?


Querido Dios, quiero vencer con el bien el mal. Ayúdame a ser como un termostato, para que pueda cambiar el ambiente a mi derredor.



Jovenes Alianza Bíblica y Misionera A.R.

viernes, 12 de junio de 2009

He llegado a comprender…

He llegado a comprender

que cuando menos esfuerzo hago por creer

es cuando a mí Tú te revelas

me dejas indefenso y asombrado

con mucho amor y gentileza me recuerdas

que no es el hombre el que te encuentra

eres Tú el que comienza y que seduce

que persiste y no desmaya

pues en verdad me amas

y  tus proyectos no abandonas

 

y aún me atrevo a considerarlo

mi escepticismo avergonzado

intenta de lo mas profundo defenderse

y  buscar una razón,

aunque es inútil

no puedo negarlo

y termino por rendirme y voltear al cielo

y recordar tu bondad

y pedirte perdón 

 

y me digo a mi mismo

no seas cobarde ,

vivir con Él es mas interesante

estar consciente de tu existencia

mi relación contigo

y el tiempo que estoy aquí en la tierra

me hace pensar que vale la pena

arriesgarlo todo para ganar  aun más

jueves, 11 de junio de 2009

Un pasado, un futuro y un presente.


Todos tenemos estas tres partes en nuestra vida…aun cuando queramos borrarlas, ignorarlas o no creer en ellas.

En esta ocasión quiero hablarles un poco de mí:
Estoy ya por salir de la prepa…podría decir que ya salí, este fue mi último día de clases y mañana solo voy a recoger mí boleta. Después uno que otro examen semestral, certificados, graduación y adiós.
¡No puedo creer que ya hayan pasado 3 años! Se fueron rápido. Aprendí muchas cosas, obtuve nuevos conocimientos de distintas materias, términos pero también aprendí un poco mas de que significa vivir. Aprendí a confiar en las personas o a no confiar en ellas, aprendí a valorarme y valorar a otros. Aprendí a soñar, a buscar, a cambiar.
No voy a mentir al decir que aun me faltan muchísimas cosas por aprender…y por supuesto que si, si apenas tengo 17 años…(no se porque la gente a mi edad se cree demasiado grande).
Aprendí también que el tiempo jamás dependerá de ti…y muchas veces tampoco tienes que depender de el…pero si tomarlo en cuenta. ¡Como me hubiera gustado hacer mas cosas! Estudiar más para algún examen, echarle más ganas, acercarme más a las personas y llegar a conocer el corazón de mis compañeros. Pero ya no puedo. Lo hecho, hecho esta. Ahora solo puedo seguir adelante. Y bien lo dije: Aprendí.

Sigo en el proceso…disfrute la prepa. Disfrute esas nuevas experiencias, a mis amigos, a mis maestros, horas libres, horas de esclavitud en las tareas y desvelos…

Tengo ahora muchos deseos de entrar a la universidad. Estudiar psicología. Tengo muchos miedos, retos, desafíos, sueños, anhelos, dudas……..pero aun así tengo tambien muchos ánimos de seguir adelante, de entrar a un mundo nuevo, aprender y disfrutar.

¿Qué me espera? ¿Seré capaz? ¿Que errores cometeré? ¿Con quien me iré a topar? ¿Qué eventos marcaran mi vida para siempre? ¿Qué revolución dentro de mí estallara? Son preguntas que me han atacado durante los últimos meses.

Pero por ahora solo puedo esperar…esperar y esperar… ¡ESPERAR EN DIOS!
A veces me resulta tan difícil esperar y confiar en el. Pero sigo en el proceso y me encanta que El este a mi lado. Me alegro mucho al recordar como me guio y estuvo conmigo especialmente en estos 3 años…y me emociona pensar que seguirá conmigo por siempre.

Amo a Dios y me avergüenzo de fallarle innumerables veces…me arrepiento de no querer escuchar su voz en otras ocasiones y espero jamás dejar de reconocer que dependo de el.
El ha sido mi sostén, mi fortaleza. Lo he conocido de otras maneras…me he enojado con El, le he cuestionado, pero siempre tiene una respuesta que sella mis labios, que cambia lo que pienso.

Mi presente, es agradecerle en este momento por todo lo que me ha regalado…por haber estado conmigo, porque sigue conmigo y porque seguirá conmigo. El es mi esperanza.

Mi presente, es dejar todo en sus manos…mi presente es lo que El hace en mi vida.


lunes, 18 de mayo de 2009

llorar a lagrima viva

un poema que me gusto desde que lo lei ( ES DE MIS FAVORITOS)...OLIVERIO GIRONDO
HE TENIDO DIAS ASI...

Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.

Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.

Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo...
si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.


Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.

Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

sábado, 16 de mayo de 2009

El otro

¿Por qué decir nombres de dioses, astros,
espumas de un océano invisible,
polen de los jardines más remotos?
Sí nos duele la vida, si cada día llega
desgarrando la entraña, sí cada noche cae
convulsa, asesinada.
Si nos duele el dolor en alguien, en un hombre
al que no conocemos, pero está
presente a todas horas y es la víctima
y el enemigo y el amor y todo
lo que nos falta para ser enteros.
Nunca digas que es tuya la tiniebla,
no te bebas de un sorbo la alegría.
Mira a tu alrededor: hay otro, siempre hay otro.
Lo que él respira es lo que a ti te asfixia,
lo que come es tu hambre.
Muere con la mitad más pura de tu muerte.

Rosario Castellanos

miércoles, 29 de abril de 2009

desde el ENFOL a Vive2009

hemos cantado esta canción. Es de un amigo, compañero de misión.

Coro: Yo quiero llevarle tu gloria al mundo, que todos conozcan tú nombre, la luz que puede hacerlos vivir.
Yo quiero llevarle tú nombre, tú paz, tú perdon y ser un reflejo de tí.

Yo vivo porque un día tú me salvaste y con tu amor tú me perdonaste, me diste la vida, una nueva luz. Y ahora que veo al mundo yo me doy cuenta que hay más vidas que necesitan de tú amor, de tí.

(coro)

Pues una luz no se puede esconder tras las sombras, porque ilumina todas las cosas, las llena de vida, de tí. Y llevo en mí de esa gloria resplandeciente, la llevo en mi vida, en mi mente, la llevo en mi alma, en mi corazón.

(coro x2)

yo, David (el compositor, compa del Tec de Zacatepec en Morelos) y Paty!

lunes, 27 de abril de 2009

Cambiando en el cambio

Regresé y nada es lo mismo, yo tampoco. Cambié yo, cambió lo que pensaba, cambiaste tú, cambió la ciudad, el cambio cambia más rápido y no nos deja adaptarnos. Las cosas no son lo que eran, ¿no hay presente? ¿Dónde estamos? ¿Quién está con nosotros? Tú, ustedes, nadie, Él.
Hay caos en el cambio, hay caos en lo inesperado. Pero curiosamente cuando dejo mis planes para ser guiado encuentro seguridad, me siento parte de una comunidad y sobre todo, amado. ¿Qué otra cosa puede valer más la pena para hacerlo que seguirte en mi debilidad? Para mí, ya nada. Soy eterno enamorado tuyo, débil, cansado, un poco desesperado, propenso al desanimo. No obstante fiel y enterado de tu amor.

jueves, 23 de abril de 2009

Lo más importante...

Lo más importante sigue siendo el corazón. No porque sea una parte vital del cuerpo: es el lugar que nuestra cultura otorga todo lo que nos motiva, nos lleva a amar, a odiar, esperar, sentir y dónde se concentra la voluntad misma que nos lleva a actuar. No sé bien como definirlo, pero no es la intencióm de este texto.

Aún cuando existe la posibilidad de ganar al mundo, de tener lo que otros envidian y triunfar sobre las adversidades, hay cosas en el corazón que no se satisfacen. Y pocos se atreven a mirar con honestidad y preguntar lo difícil, a buscar las respuestas y admitir los vacíos. En la vida propia es más fácil ignorar, pero la cuota llega tarde o temprano. La necedad de nuestra indiferencia eventualmente se hace perceptible y arrivan los dolores.

¿Cómo lidiar con frustraciones, luchas y fragilidad cuando en nuestros círculos esos temas se marginan? ¿Por qué no comenzar hablando de lo que realmente nos molesta o preocupa para así dar la cara de verdad? Eso significaría reconocer realmente que hemos hecho del ser-humano; resulta molesto admitir que no hemos sabido conducir nuestras vidas y mucho menos el destino del mundo. Tal vez hasta tendríamos que pedir ayuda de algo que nos trascendiera y no solo creer lo que es cómodo, sino aceptar las palabras de juicio que no nos gustan y nos declaran culpables. Tal vez lo que no logramos reconocer es que despues del juicio hay palabras de esperanza de un Dios que desde siempre ha extendido sus manos y levantado profetas para una humanidad contradicha y ahora desgastada.

Mi fragilidad es múltiple y diversa, mucho de mi cuerpo no me gusta, mis acciones me molestan, cuestiono mis motivaciones y soy consciente de muchas de mis faltas, aspecto que a veces me lleva a la soberbia y al juicio inmisericorde. Podría definirme así solamente, pero he aprendido a soñar... me lo han enseñado: a esperar confiada en lo que sí acontecerá. Y realmente soy mucho más, al punto que esto escrito se opaca y no me reconozco. Porque a la luz de mi humanidad restaurada y recreada se lucha por otros valores y nos reconocemos con otros parámetros...las cosas viejas pasan y he aquí todo es hecho nuevo cuando conocemos la Verdad de verdad.

miércoles, 22 de abril de 2009

en diferentes tonos de voz

En voz baja y cortada diré esto:
se contratan suplentes en este mundo…
ya hay mas sembradores del terror que semillas por nacer…
el mundo ha adoptado un nuevo estilo de pago:
anticipos sin fianza de vicios ocultos a quienes le sigan…
ya no les da el poder en bandeja de plata,
no es digna de servir para ese fin.
Hay mas dueños en este mundo que esclavos.
Y en voz alta digo esto:
Desde las guerras de gala
Hasta los levantamientos sin paga
El arma era el símbolo de resistencia.
Desde la comodidad mas grave
Hasta la crisis mas prodiga
La escritura era el símbolo de resistencia.
Hay mas dueños en este mundo que esclavos.
Y a voz en grito repito esto:
¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.
este penoso trabajo dio Dios a los hijos de los hombres, para que se ocupen en él.
Lo torcido no puede enderezarse, y lo que falta no se puede contar
Porque en la mucha sabiduría hay mucha angustia, y quien aumenta el conocimiento, aumenta el dolor.
Porque Dios traerá toda obra a juicio, junto con todo lo oculto, sea bueno o sea malo.
teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto concierne a toda persona.
Y sigue habiendo:
mas dueños en este mundo que esclavos.
samuel rodriguez
La rosa de harina
Pero el hombre es un niño laborioso y estúpido
que ha hecho del juego una sudorosa jornada.
Ha convertido el palo del tambor
en una azada,
y en vez de tocar sobre la tierra una canción de júbilo
se ha puesto a cavarla.
¡Si supiésemos caminar bajo el aplauso de los astros
y hacer un símbolo poético de cada jornada!
Quiero decir que nadie sabe cavar al ritmo del sol
y que nadie ha cortado todavía una espiga
con amor y con gracia.
Ese panadero, por ejemplo, ¿por qué ese panadero
no le pone una rosa de pan blanco a ese mendigo hambriento
en la solapa?

LEÓN FELIPE

sábado, 14 de marzo de 2009

Detrás de las máscaras

AlejandraOrtizChacón (Tijuana, 2005)

Detrás las mascaras, ¿qué hay? ¿Quienes están? ¿Cuántos lloran? Pensar en mi generación, en la juventud, pensar en el mundo en el que vivo trae a mi mente la falsedad, la tristeza, la opresión, la corrupción, la injusticia, la violencia, el destrozo, la indiferencia, la necesidad, pero ante todo el dolor. El dolor de aquellos a quien nadie escucha su llanto ,a quien nadie hace justicia, de los niños que sufren abuso, de las mujeres que viven violencia, de la multitudes que padecen hambre, de los miles que están en desesperanza, de tantos que caminan sin saber a donde se dirigen. Y nosotros que evitamos esos lugares, que evitamos estar con esas personas no nos damos cuenta que son parte de nosotros, que son nuestra responsabilidad, que si ellos lloran es porque seguimos cómodos, ¿por qué no nos hemos levantado? No podemos con todo, pero podemos con algo. ¿Por qué no les hemos dado el valor que tienen? ¿Por qué no hemos llorado con ellos? ¿Por qué no hemos caminado junto a ellos? ¿Por qué no nos hemos dejado afectar por su dolor? Es difícil para nosotros, ¿cuánto mas no lo será para ellos?


Tantas veces esto solo se queda en palabras, pocas veces lo encarnanamos en nuestro mundo… Y ahora, Por que escribo? Tal vez porque a veces es la única manera de expresar mi arrepentimiento ante la cantidad de veces que no he hecho lo que tuve… Pero he visto la necesidad, he visto la tristeza de personas que dejan a su familia para darles una mejor vida, he visto el rostro de la impotencia ante la injusticia de las autoridades, he visto el dolor de la pérdida y he visto el caminar sin razón. Pero muchas veces he callado, he permanecido muda. Y ese silencio ha costado mas lagrimas de dolor. Ya no estoy dispuesta a dejarlo pasar. Tal vez esto solo sea mi testimonio, pero también es nuestro llamado. Somos llamados a servir en el mundo, en este mundo, somos llamados a entenderlo y amarlo. Somos llamados a pregonar y vivir la esperanza que tenemos, aunque este mundo vaya a la deriva, seguimos siendo la luz que alumbra en las tinieblas de la confusión, la opresión y el dolor y seguimos siendo la sal que trae buenas noticias de paz, amor, justicia y reconciliación.

domingo, 22 de febrero de 2009

El campamento que ya pasó.

El campa regional del 2009 fue una de mis oraciones contestadas de parte de Dios, de las cuales estoy segura surgieron de su propio corazón. Lo pensamos y planeamos para que nuestros compañeros de la escuela tuvieran un espacio para conocer mejor a Dios, para enfrentarse a su propia realidad, para reflexionar, conflictuarnos ante la vida y la muerte y para presentar a Jesús. Con el Predicador que nos presenta Eclesiastés, estuvimos explorando lo absurdo, elusivo y el soplo que es esta vida. Pero también se presentó la esperanza, la redención y una realidad trascendente en Jesús.

Estuvieron varios compañeros de Humanidades, gente que quiero mucho y con quienes he compartido una parte importante de mi vida y formación. Para ellos el campamento también fue bueno, especial, diferente y puso ante sus ojos una nueva realidad y alternativas. Nadie lo hubiera podido planear mejor: los formatos fueron diferentes, jugamos mucho, platicamos, estudiamos la Biblia, compartimos preguntas, dudas, así como tomamos decisiones, descansando siempre en que el propósito principal era abrir el lugar para tener encuentros con el Eterno. Por todo esto estoy agradecida, pero tal vez de las cosas que más recordaré son compartir con uno de mis mejores amigos un taller sobre lo que significa ser cristiano en la actualidad a partir de lo que la Biblia nos enseña, el haber tenido a mis amigos allí y ver cómo algunas de sus ideas sobre el cristianismo y Jesús cambiaron y el constatar que el propósito de Dios y su gracia van mucho más allá de lo que nosotros podamos comprender.

Gracias por amarme Dios, por amar a mis amigos de la Escuela y el privilegio de caminar junto a ellos para conocerte mejor.

sábado, 14 de febrero de 2009

Un pensamiento fugáz

Una breve reflexión que puede dar para más:

Tanto el ministerio como la vida, se han hecho para vivirse desde la fragilidad, solo así somos capaces de reconocernos como verdaderos discípulos que crecen en la Gracia y la reconocen.

Javier L.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Al Dios desconocido. Federico Nietzsche


Una vez más, anclado en el presente
Y lanzando mis miradas al futuro,
Vuelvo, en soledad, a elevar mis manos
Hacia Ti, a quien me acojo,
A quien solemnemente he dedicado
Altares en el corazón, en lo más hondo
De él, para que en todo tiempo
Tu voz vuelva a llamarme.

Sobre ellos arde,
Profundamente inscrita, esta palabra
AL DIOS DESCONOCIDO.

Soy tuyo, aunque el mal, hasta este momento
Haya venido atenazando mi espíritu;
Soy tuyo... y los lazos percibo
Que en lucha tiran de mí hacia arriba,
Y, aunque quisiera huir,
Me fuerzan a servirte.

¡Quiero conocerte, desconocido!
Que tocas en lo profundo de mi alma,
Que cual tormenta recorres mi vida.
Inconcebible, Tu afín a mí;
Quiero conocerte y...
Siempre servirte.